Algas – su Poder Alimentario y Curativo

Que son las Algas

Las algas son, en su mayoría, plantas acuáticas. Su utilización alimentaria, rara en Europa, es corriente en China, en Japón, en las islas Hawaii, y en diversas regiones marí­timas de Australasia. El yodo de las algas es energético. Necesario para el buen funcionamiento de la tiroides, favorece la fagocitosis, aumenta los intercambios celulares, y es útil contra el
raquitismo, el linfatismo, la obesidad y las enfermedades de la piel.
Se pueden comprar algas en las herboristerías.

Algas Carragaen (Chondrus crispus)

Llamado también espuma perlada o alga común. Generalmente rojo y después verde, adquiere un color claro fuera del agua. Es recogido con la marea baja en las costas europeas del Atlántico. Aparte de su poder nutritivo el carragaen es empleado para las afecciones bronquiales,
debido a sus cualidades expectorantes y pectorales. Ejerce igualmente una acción sobre los intestinos (inflamaciones, enteritis, estreñimientos leves) y sobre el sistema digestivo delicado y perezoso.

Cómo utilizarlo


— En su estado natural, sumergiéndolo previamente en agua e incorporándolo seguidamente a una ensalada o a un potaje;
en este caso, se cuentan 3 cucharaditas de algas finamente trinchadas por persona.
— En gelatina, sometiéndolo a cocción a fuego lento durante 2 horas, a razón de 30 grs por litro de agua; una vez filtrada y enfriada la gelatina puede tomarse con una compota, con un zumo de frutas o con miel.
Se cuentan 2 cucharadas soperas por persona. Esta preparación está recomendada para las vías respiratorias e intestinales.

Algas Espuma de Córcega (Alsidium o Helminthocorton)

Estas algas forman matas parduscas que abundan en el litoral Mediterráneo. Celebradas ya por Dioscórides, son famosas como vermífugo eficaz contra los ascáridos lumbricoides. También son muy ricas en yodo y actúan sobre la glándula tiroides.

Cómo utilizarla

— En maceración, obtenida con dos puñados de Espuma en un litro de agua hirviendo y durante 3 horas. Esta maceración se emplea como vermí­
fugo, tomando una taza por la mañana en ayunas.
— En cataplasma, mezclada cuando está caliente con salvado; es un remedio eficaz contra el bocio y las hinchazones glandulares.

Alga Sargazo vejigoso (Fucus vesiculosus)

Es un alga parda muy común. Sus cenizas proporcionan yodo, bromo y potasa. Este sargazo no es comestible, pero entra en la composición de tisanas utilizadas como remedios contra la obesidad consecuencia de un desequilibrio glandular, contra la adenitis, la celulitis, el bocio, la gota y el linfatismo.

Cómo utilizarlo

— En tisana, en dosis de una cucharada sopera de algas por taza; déjese en infusión 5 minutos. Para combatir la obesidad, se recomienda
añadir media cucharadita de anís verde y una cucharadita de arraclán.
— En cataplasma, mezclado con un cuarto de salvado. Apliqúese esta cataplasma sobre las regiones celulíticas o con acumulación de grasa, así como sobre las hinchazones ganglionarias.

Alga Saxífraga marítima (Saxífraga tridactylites)

Se trata de una planta marina alimenticia y no de un alga, ya que crece en las arenas del litoral y no en el mar. Con una altura de 30 a 50 cm, es ligeramente carnosa y tiene un color verde claro. Se la emplea por sus cualidades diuréticas y vermífugas.

Cómo utilizarla

— En estado natural, se come en ensalada después de haberla tenido en maceración unas horas con sal, para ablandarla.
— Confitada en vinagre.

Alga Salicornia

También llamada judia de mar, esta planta herbácea o parcialmente leñosa crece en las marismas salinas o en la parte alta de playas cenagosas que rara vez recubre el mar. El fruto es una cápsula pequeña y las flores carecen de caracola y están dispuestas en espiga.
La salicornia herbácea es depurativa, digestiva y antiescorbútica (vitamina C). Es recomendada en los casos de anemia y en las insuficiencias glandulares.

Cómo utilizarla

— En su estado natural, en ensalada, pero con la precaución de dejar las hojas en maceración con sal durante varias horas antes de sazonarlas; hay que enjuagarlas a fondo.
— Cocidas, en cuyo caso se preparan como las judías verdes.
— Confitadas, como los pepinillos.

Puede ser de tu Interes: