Bronquitis – Tratamientos Preventivos y Curativos

Bronquitis – Tratamientos Preventivos y Curativos

Bronquitis y sus Tratamientos

Enfermedad extraordinariamente frecuente, debida a una inflamación de la mucosa que recubre los bronquios. Hay varios tipos de bronquitis, desde el simple resfriado que degenera hasta la bronconeumonía, pasando
por la bronquitis aguda, la bronquitis crónica o la bronquitis capilar.
Aquí sólo nos interesa la bronquitis en su forma más benigna (consecuencia de un resfriado, secuela de la gripe), ya que no debe olvidarse que una bronquitis que empeora y se cronifíca, acarrea múltiples consecuencias y puede provocar numerosas muertes, tal como lo demuestran las estadísticas. Esta es la razón por la que en caso de una tos persistente, esputos purulentos y viscosos o sensación de ahogo, es aconsejable consultar al médico.

Tratamientos Preventivos

Ante todo, deben reforzarse las defensas naturales del organismo mediante una cura con cloruro de magnesio. Para una buena salud es necesario un buen equilibrio mineral ya que muchas carencias se deben a una mala alimentación. “El microbio no es nada, es el terreno el que cuenta”, decía
Claude Bernard. Este terreno debe ser protegido con tres curas anuales de magnesio, una en otoño, una en pleno invierno y otra en primavera.

— Evítese el fumar; el tabaco es el gran enemigo del bronquítico.
— Aprenda a respirar mejor. Para el buen funcionamiento de bronquios y pulmones son indispensables algunos ejercicios de respiración.

Tratamientos Curativos


— Cada noche, efectúense unos toques, sin frotar, en el pecho y sobre los omoplatos con esencia de terebentina. También se puede, opcionalmente, aplicar una cataplasma de harina de mostaza y granos de lino, aunque con el ánimo de soportarlo, puesto que escuece.
— En caso de fiebre, bébase lo más posible y, especialmente, tisanas: hisopo, tomillo, tusílago, violeta, hiedra de tierra, saúco, yemas de pino o de abeto y eucalipto. Es preferible edulcorarlas con miel.
— Practíquese cada noche una fumigación con esencia de eucalipto o esencia de espliego.
— Imprégnese un pañuelo con esencia de espliego y respirese con la mayor frecuencia posible.
— Evítense prioritariamente los antitusige nos, ya que bloquean las expectoraciones. Tiéndase, en cambio, hacia todo aquello que pueda fluidificar y favorecer esta expectoración.
— Consúmase mucho ajo, este maravilloso desinfectante, y bébanse abundantes zumos de limón y de naranja debido a su vitamina C, de acción antiinfecciosa.
— Si no se puede dejar de fumar, sustitúyanse los cigarrillos de tabaco por los de eucalipto, eficaces en el tratamiento de enfermedades respiratorias.

puede ser de tu Interes: